Tuesday, 12 May 2009

Observaba como las estrellas se dibujaban en el cielo, como el mar rugia suavemente bajo mi balcón y como los sonidos de la noche acariciaban mis oidos.
El viente soplaba y hacia ondulear suavemente mi bata de seda. Ese lugar era magico, y siempre escapaba alli para olvidarme de todo, para serenar mis pensamientos, para pensar en cosas alegres, para estar junto a Él.

Y mientras sostenia una rosa entres mis dedos, la ventana se abrio de par en par. No me voltee. Senti sigilosos pasos hacia mi dirección, suaves y delicados. No me movi. Por fin sus manos hicieron contacto con mi piel y en la penumbra de esa noche estrellada y como testigo unico a la Luna Nueva senti pro primera vez en mi vida como todo cobraba luz y al cerrar mis ojos y sentir como sus suaves labios se posaban en los mios, me prometi a mi misma y, de una manera indirecta a él, Nunca dejar que esto se fuera de mi vida.

S.M.

7 comments:

lupe said...

n_n

Seventh Son Of The Seventh Son said...

Sweet

Antonella said...

Me imagino la escena y juro que es muy romántica y dulce. que chuchorrrrrr rubiona bella

mary ann said...

me gusto tu blog. muchoo

lupe said...

estrellita donde estaaasss (8)

JAJAJA

maqui said...

qué libro es?

Anto said...

^^

VIP: Vampire In Progress